Daniel Besada nació en Buenos Aires en 1954 donde vive y trabaja.
De profesión constructor se dedica a la escultura cerámica desde el año 2007.
"Ser escultor es lo más lindo que me sucedió.Cuando descubrí que podia modelar, que podía hacer con mis manos algo que pasó por mi cabeza, aun con muchas cosas por corregir, sentí que podía comenzar un camino.
A raíz de un accidente cerebro vascular y una hemiplejia del lado derecho de mi cuerpo, comienzo, siendo diestro, a utilizar mi mano izquierda.
Empiezo a modelar, primero con mi hija Cecilia, más tarde en el taller de ceramista Flavio Grimblat y con el escultor Antonio Oriana.
Es interesante y sorprendente ver como voy evolucionando, poniéndome metas, desafios, investigando, mirando, como un niño asombrado por sus logros. A los 55 años estoy comenzando de nuevo"

domingo, 4 de julio de 2010